EL CANSANCIO LABORAL

Vuelvo de mi trabajo muy cansado

 

exhaustion

En mi práctica diaria como Mentor, ocho de cada diez personas llegan quejándose: Estoy muy cansado.

La pregunta que sigue, por lógica es: ¿Cansado de qué? ¿Cansado, porque?

Se cansan los músculos cuando se les exige más de lo que pueden dar, se cansa la vista cuando uno lee más allá de un tiempo lógico, se cansa uno de la relación con otra persona cuando las dificultades no se pueden salvar.

Pero no, estos ocho de cada diez clientes que atiendo aclaran: vivo cansado o llego muy cansado a mi casa por situaciones que se dan en mi trabajo.

Mi rol es el de ayudar de discernir la razón por la cuales estas personas se sienten agobiadas, para poder encontrar con ellos la forma de utilizar correctamente el tiempo, las fuerzas y la dignidad, para no llevar a su vida a una indiferenciación de lo que es el neg-ocio del ocio.

Trato empresarios que se llevan un portafolio a casa “para adelantar”.

En la mayoría de los casos, se trata de lo que llamamos “acompañante fóbico”, necesitan tener algo en la mano para llevar a casa, que por supuesto ni lo toca, pero le da la justificación de cansado porque, según sus dichos, no alcanza a hacer todo lo que le falta en la oficina.

Cuando se dan cuenta de la falacia, dejan el maletín donde corresponde (en el trabajo) y se ocupa sin culpa de gozar de su hogar, o de sus salidas, o de lo que le venga en ganas de hacer, sin que “el trabajo lo persiga

Está muy claro que en las empresas, desde el dueño, el gerente, los empleados o los obreros, cuando tienen que hacer horas extras, es porque falla la ingeniería.

O sea que están mal planteados los tiempos previstos para cumplir con tareas, debido a un desfase entre lo que el ingeniero, el empresario, el patrón, el gerente o como se llame exige a sus subordinados que cumplan funciones en tiempos limites.

Ya sabemos que estos tiempos del desfase suceden, porque no se costea correctamente el trabajo, y generalmente se busca hacer pagar al empleado, al obrero dándole un mayor ritmo a las tareas a desempeñar.

Esto realmente cansa.

Cansa a aquel que pretende que las cosas salgan en tiempo y forma, con una mala organización y delegación del trabajo, cuando es el principal responsable de no saber priorizar y calcular el tiempo REAL que se debe utilizar para llevar a cabo su cometido.

Cansa al que es víctima de la exigencia de quedarse un  tiempo además del que tiene pactado, y el enojo, la rabia y el maltrato es lo que hace que “se llegue cansado al final del día”

Mi función es hacerles conscientes su responsabilidad y sus limitaciones para poder delegar.

Comprenden que el tiempo “no es elástico”, que no aprendieron a delegar funciones, recién entonces  se hacen cargo de que la dificultad no está en el trabajo en sí, sino en su relación disfuncional con el tiempo, y que es su responsabilidad la vejación que inflige a sus colaboradores.

 Entonces les queda claro que no es el “trabajo” lo que cansa, sino la forma de relacionan entre las personas.

Por supuesto que hay excepciones, y que ya orillan la Salud Mental:

 

A. El Síndrome de Burnout:

Trabajar sin parar, con un nivel de exigencia interno que lleva a un desgaste emocional; falta de vitalidad; pérdida de energía. Los signos que hacen visible este estado son inequívocos: agresividad e impaciencia, un tono de cierto cinismo, suspicacia e intolerancia.

Es el equivalente a un motor de un avión que se quema en un vuelo.

Este estado agota, no solo al que padece del Síndrome de Burnout, sino a todos los que lo rodean, compañeros, colegas, familia, amigos, y concomitantemente, un resentimiento en las relaciones sociales

 

B. El Síndrome de Boreout:

En nuestro tiempo, hay una denominación para explicar un contexto, a partir del cual la persona llega igualmente desgaste emocional; falta de vitalidad; pérdida de energía. Los signos que hacen visible este estado son inequívocos: agresividad e impaciencia, un tono de cierto cinismo, suspicacia e intolerancia.

Pero desde otra óptica, es un síndrome caracterizado por las alteraciones psicológicas que produce en el ser humano su confusión por el rol, la función y la tarea que debe realizar, pero como debe conservar el trabajo llega tal punto de fingir que hace algo cuando en las ocho horas diarias de trabajo, no tiene nada que hacer.

Este estado de cosas para ocultar, produce stress, un sentimiento de peligro de que lo descubran, y el antídoto mas funcional es explicar “que cansado vuelve de su trabajo”

 

C. El Mobbing

El Mobbing solapado, soez, disfuncional, pero que existe y genera mucho daño.

Según el diccionario “Trato hostil o vejatorio al que es sometida una persona en el ámbito laboral de forma sistemática, que le provoca problemas psicológicos y profesionales.”

Esto es dicho en forma simple, es el de acoso laboral del cual un trabajador puede ser víctima cuando otro empleado o su jefe se dedican a hostigarlo.

Entonces,  el cansancio, la abulia, la desesperanza NO TIENE QUE VER CON EL TIPO DE TRABAJO QUE LE TOQUE HACER, sino lo que cansan son las relaciones disfuncionales entre las personas, en este organismo que se llama “Empresa”

 

D. Sindrome de inferioridad

Uno de los más complicados es el “síndrome de inferioridad” del que sufre siendo

aquel “servicial” que se mete en cuanto agujero encuentra para trabajar más, creyendo que de esta manera obtendrá reconocimientos, mostrará fidelidad, demostrará lealtad a la firma, y creen que alejaran el sentirse humillados y mal vistos, por lo que intentan hacer méritos; pero esto es un cuchillo de dos filos.

El que tiene familia, le hace pasar a la familia un maltrato porque “papá o mamá llegan muy cansados de trabajar, y a los que no tienen familia, les quita horas de vida de relación, de ocio, de placer.

 

Para finalizar, me es imprescindible, y trabajo arduamente en esto con mis clientes, en bajar el nivel de autoexigenciaaprender a gestionar la ansiedad, poder decir no!

Y básicamente, aprender a jugar, desarrollar un sentido de humor, que es imprescindible desarrollar en un lugar donde pasa más de un tercio de su día.

 

Ernesto Beibe

Mentor Personal

www.ernestobeibementor.com

Agotamiento, Boreout, Burnout, Cansancio, Laboral, Negocio, Ocio

Comments (10)

  • Gracias Ernesto por compartir esta lucidez respecto al tema del cansancio y el modo de vivir el trabajo. ahí hay mucho de responsabilidad y víctima, ya sabemos que es más cómodo sentirse víctima que ser responsable y por ende más conocedor de tus propias limitaciones para establecer los objetivos y utilizar las capacidades.

    • Te lo agradezco. Uno termina cansado (ja) de oír: Que cansado estoy… Así son herramientas para comprender la raíz de tal estado que puede llegar a enfermar a mucha gente.
      Abrazos,
      Ernesto

    • Querido Rodrigo,
      Desde el primer dia que nos conocimos fuiste capaz de asimilar y te dejaste acompañar por mi en este camino que es el Mentoring. Cambiaste mucho y esto es gracias a vos, yo solo te mostré el camino. Ahora que ya pasó tiempo y pudiste caminar por la vida, se que todo lo que lees de mi, todo lo que yo escribo te va a servir y te va a hacer seguir creciendo.
      Te dejo un abrazo,
      Ernesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto y Mentoring

Póngase en contacto con nosotros para cualquier tipo de consulta, duda o pregunta  

Suscríbete aquí
Visita nuestras redes sociales

© 2019 ERNESTO BEIBE MENTOR, All Rights Reserved.